domingo, 17 de enero de 2016

Palitos ibéricos


Palitos ibéricos

  Hace unas semanas estuvimos, mi marido y yo, tomando el aperitivo con unos amigos, Tonina y Boro, en una terracita muy agradable. En La Roca de Rocafort.


Nos pusieron estos palitos enrollados con jamón ibérico y un queso de untar al cava.

Me pareció una idea estupenda para quedar bien. Rápido, sencillo y sabroso. ¿A quién no le gusta el buen jamón, te lo pongan cómo te lo pongan???

Si no te quieres complicar puedes comprar las rosquilletas, así les llamamos en Valencia a los palitos. Yo siempre me complico y los he hecho. 

En cuanto al queso, tan sólo he mezclado queso de untar con queso de cabra de rulo y lo he espolvoreado de finas hierbas. 



Vamos con las Rosquilletas:


Las rosquilletas se venden en paquetitos y son un tentempié muy engañoso porque la gente se las toma para quitarse el hambre, cómo si fueran de dieta, pero en realidad tienen un montón de calorías.

Llegas a una panadería y te miran unas ricas ensaimadas, unos tiernos donuts, unas repletas empanadillas, unos jugosas tartaletas de manzana, unos hojaldrados curasanes...
Estás eligiendo mientras te llega el turno y cuando te toca te ves pidiendo ese triste paquete de rosquilletas como para hacerte un favor...Échale un vistazo al paquete y lee las calorías. A lo mejor la próxima vez entras mejor a una frutería!!!! jijijijijijijiji

A parte de esto, la verdad es que están riquísimas. Hay de varias clases: unas largas otras planas, algunas cortitas y más saladas se llaman saladitos. Otras llevan anís estrellado, aquí les llamamos rosquilletas de llavoretes. estas son mis favoritas. 

Yo, cuando más suelo tomarlas es en verano, mojadas en una rica horchata. Las prefiero a los fartóns!!! 



Ingredientes 

  • 400 gr de harina de fuerza
  • 125 gr de agua tibia  (unos 40º C)
  • 40 gr de levadura fresca
  • 100 gr de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • agua-sal para pintar ( un vasito de café con una cucharadita de sal)
( Yo he hecho la mitad para unas 23 rosquilletas)

Elaboración


  1. Calentamos el agua, sin que llegue a quemar porque mataríamos la levadura. Disolvemos en ella la levadura.

 

  2. Mezclamos la harina tamizada y la sal. Formamos un volcan y en el centro echamos el aceite y la levadura disuelta. 

 

  3. Comenzamos a mezclar de dentro a fuera. Amasamos unos minutos hasta que se quede homogénea. La masa no queda muy húmeda, es bastante seca porque luego las rosquilletas son crujientes y quebradizas.

 

4. Formamos una bola y la dejamos cubierta hasta que doble su volumen. Una- dos horas. (Si se te resiste métele un poco de calor. Cerca de un radiador o en el horno apagado a 30º C. También puedes dejarla, pasados unos 15 minutos de fermentación, en la nevera toda la noche).

 

  5. Quitamos el aire a la masa y formamos las rosquilletas sobre la mesa de trabajo engrasada con un poquito de aceite.  Yo las he hecho de unos 16 gr. cada una.

 

Cogemos una porción, hacemos una bola y la rulamos con la fuerza de ambas manos para formar palitos.

 

  6. Las vamos dejando sobre una bandeja forrada con papel de hornear. Una vez las tengamos las dejamos reposar el tiempo que tarda el horno en calentarse, unos 15 minutos. Antes de introducirlas en el horno las pintamos con agua-sal. Horneamos a 200º C con aire. Unos 20 minutos. Yo, a los 10 minutos, he bajado el horno a 180º C para que no cojan mucho color. Las rosquilletas son blancas.

 

  7. Dejamos enfriar sobre rejilla para que no cojan humedad. Una vez frías las guardamos protegiéndolas de la humedad ambiental.



Las podemos tomar solas, untadas en patés, sobrasada, quesos....o enrolladas con jamón!!!!!!!!!










2 comentarios:

  1. Gracias por la receta, estoy deseando probarla. Una pregunta ¿por qué llamarlas palitos cuando son rosquilletas. Reivindiquemos su nombre y su valencianía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues puede que tengas razón pero, cómo palitos es un nombre más generico y yo trato de que me entienda todo el mundo, ¿ para que me voy a complicar??? Así soy yo !!!!!

      Eliminar