martes, 20 de febrero de 2018

Farfalle al horno con berenjena y mozzarella


Farfalle al horno con berenjena y mozzarella


  Unas berenjenas y una mozzarella fresca en la nevera a la espera de inspiración. 
Busco en el libro de Giuliano Hazan: La Pasta Clásica. 
Me encuentro con esta receta de Maccheroni al forno alla rustica.
¿Tengo todo lo necesario? 
No tengo Maccheroni pero tengo Farfalle (mariposas en italiano). 
¡Ya tengo la comida de hoy resuelta!!!!



Ingredientes ( para 2)

  • Farfalle para 2 ( yo pongo unos 150 gr)
  • media cebolla
  • una lata pequeña de tomates enteros pelados con su jugo
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva 
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado
  • una berenjena pequeña o media grande ( con o sin piel)
  • una mozzarella fresca


Elaboración


 1. Cortamos las berenjenas a rodajas con o sin piel ( la receta pone sin piel, pero yo prefiero dejarla). Las dejamos en un escurridor con sal para que suelten el amargor. Pasados al menos 10 minutos las enjuagamos y las secamos. Las freímos en abundante aceite bien caliente y las colocamos sobre un papel absorbente.


 

  2. Cortamos la cebolla en rodajas finas y la doramos con un chorro de aceite. Añadimos el tomate, lo troceamos un poco y dejamos cocinar con un poco de sal y pimienta hasta que reduzcan y se queden sin líquido. Podemos poner un poco de salvia fresca u otra hierba que nos guste como orégano, albahaca...Mientras se hace cocemos la pasta.

 

 

  3. Mezclamos la salsa con la pasta bien escurrida y añadimos el queso rallado.

 

  4. Colocamos en la fuente para horno una capa de pasta, cubrimos con una de berenjenas y media mozzarella a rodajas. Otra capa de pasta, el resto de berenjena y de mozzarella. Llevamos al horno que estará precalentado a 200º C 15-20 minutos.

 

 


Dejar reposar 10 minutos antes de emplatar.





                                                          " ¡Pero buena, buena de verdad!!!!!!" Me han dicho en la mesa.


miércoles, 14 de febrero de 2018

Mini Sacher-corazón, "Reunidos"


Mini Sacher-corazón, "Reunidos".


  Algunos de mi misma edad recordarán aquella canción tan romántica de Peaches & Herb, Reunited ( Reunidos). 
Fue la banda sonora de mi marido y mía, durante nuestros primeros años...No voy a decir fechas para no dar más pistas pero hace mucho, mucho tiempo!!!!!!!!!

Llevo unos años, que para celebrar el día de los enamorados, fecha que por otra parte me parece de lo más tonta, hago una mini tarta y le pongo el título de una cancioncilla de amor. Hoy le ha tocado el turno a Reunited. No sé si esta canción ha aguantado bien el paso de los años, pero a nosotros nos trae unos recuerdos maravillosos.



La tarta es una Sacher, mini, mini...tanto que me cabe en la palma de la mano:


Si hay algo que le gusta a mi marido es el chocolate y siempre puede haber una razón para darle una alegría, el 14 de febrero puede ser una buena excusa!!!!!!!


Ingredientes


Para el bizcocho:


  •  1 huevo L
  • 25 gr de azúcar
  • 22 gr de mantequilla
  • 25 gr de chocolate postres 70%
  • 15 gr de harina
  • 8 gr de almendra molida


Para el almíbar:

  •  25 gr de azúcar
  • 50 gr de agua


Para el relleno:







  • unas cucharadas de mermelada de frambuesa ( la verdad es que le he puesto de fresa en esta ocasión)

  • Para la cobertura:




    • 150 gr de chocolate de cobertura
    • 50 gr de nata
    • 25 gr de mantequilla
    ( Esto es mucha cantidad para esta tartita pero lo que sobra se puede congelar para otra ocasión, también puedes hacer la mitad de todo. Yo ya la tenía hecha, sólo he tenido que descongelarla y calentarla en el microondas hasta que se ha hecho líquida)



    Para la decoración:

    • azúcar dorada
    • chocolate blanco




    Elaboración


      1. Separamos las yemas de las claras. Batimos las claras a punto de nieve, con un poquito de sal y unas gotas de limón. Reservamos.

     

      2. Derretimos el chocolate en el microondas a 600 de potencia. Lo ponemos un minuto, después vamos teniendo cuidado para que no se queme, cada 10 segundos miramos. Acabamos deshaciendolo con una cucharilla con el calor  que conserva. Lo mezclamos con la mantequilla.


     

      3. En otro cuenco, batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen, con unas varillas eléctricas.
    Añadimos la mantequilla y el chocolate. Seguimos batiendo hasta que se incorpore totalmente.

     

     4. Añadimos la almendra molida y la harina tamizada. Mezclamos con una espátula hasta que quede totalmente homogéneo. Comenzamos a añadirle poco a poco porciones de clara montada.


     

     

      5. Rellenamos el molde que habremos engrasado o forrado con papel de hornear ( tiene que ser muy pequeñito con estas cantidades).  Llevamos al horno que estará precalentado a 180º C. Lo introducimos, bajamos la temperatura a 170º C y dejamos hasta que, al pinchar, la aguja salga limpia, unos 20-25 minutos.

     

      6. Mientras se enfría, sobre una rejilla, preparamos el almíbar. Para ello  mezclamos el agua y el azúcar y lo dejamos cocer 2 ó 3 minutos.


      7. Cortamos el bizcocho en 3 partes, mejor con ayuda de un arpa. Mojamos las tres partes e intercalamos dos capas de mermelada.

     

     

      8. Reconstruimos la forma del corazón y lo colocamos sobre una rejilla con un plato debajo para verterle el chocolate de cobertura: Fundimos el chocolate, agregamos la mantequilla, disolvemos y añadimos la nata.

     

      9. Vertemos sobre el bizcocho. Lo cubrimos por todas partes. A continuación lo decoramos.

     

      10. Para hacer las letras, esperamos a que la cobertura esté fría. Fundimos el chocolate blanco y nos construimos un "lápiz" .


    Dejamos reposar, mejor si la hacemos de vísperas.






     Y aunque he dicho que me parece una tontería esta fecha...algo tiene de excepcional...


                                                                                Te deseo un Feliz Día de los Enamorados!!!!!!!!!!



      



    lunes, 12 de febrero de 2018

    Hortalizas glaseadas


    Hortalizas glaseadas


      No sabía qué nombre ponerle a este plato. 
    Lo primero, es que a veces no sé muy bien diferenciar una hortaliza de una verdura. Supongo que una hortaliza es cualquier producto que se produce en la huerta, exceptuando frutas y cereales; mientras que cuando hablamos de verdura nos referimos a algo más concreto tipo hojas y tallos tiernos.

    Mi plato lleva frutos cómo tomatitos, tubérculos cómo la patata, lleva vainas, espárragos, alcachofas, cebollitas....así que le he llamado hortalizas.
    Y cómo apellidarlas...porque la verdad es que he ido improvisando. Mi marido me ha dicho que le llamase Delicia de verduras por lo mucho que le han gustado.

    Yo he decidido que cómo las cebollitas y zanahorias las he glaseado y le han dado un saborcito muy rico a todo el plato, así se van a llamar: Hortalizas glaseadas!!!!!!

    Cómo tenía un poco de cremita de vainas, la he aprovechado para la base del plato, aunque no es necesario. Perfectamente se pueden tomar sin ninguna base.



    Ingredientes


    • 250 gr de cebollitas mini
    • 250 gr de tirabeques
    • 4 ajos tiernos
    • 1/2 manojo de espárragos verdes
    • 2 zanahorias
    • 1 patata
    • unos tomatitos de rama
    • 2-3 alcachofas
    • una loncha de jamón
    • 1 huevo cocido  ( opcional)
    • aceite de oliva virgen extra
    • 1 chorrito de jerez
    • 1y 1/2 - 2 vasitos de agua
    • 1 cucharadita de azúcar
    • sal
    • crema de verduras ( opcional)


    Elaboración


      1. Ponemos agua a hervir. Añadimos las cebollitas, dejamos escaldar unos segundos. Apagamos el fuego y dejamos en reposo, con la olla tapada, durante 2 minutos. Pelamos, mejor con unos guantes para no quemarnos. La parte inferior y superior la cortamos con una puntilla con cuidado de no romper las cebollitas.

     

      2. Por otro lado, pelamos y torneamos las zanahorias. Las cocemos en agua hirviendo, 7 minutos.

     

      3. Ponemos aceite en una sartén. Añadimos las cebollitas y las zanahorias. Salteamos un poco e incorporamos una cucharadita de azúcar. Cuando comience a caramelizar añadimos un buen chorro de jerez, un vasito de agua y un poco de sal. Tapamos un poquito, dejando una ranura que deje evaporar el líquido y cocemos unos 10 minutos a fuego moderado. Debe quedar sin líquido.


     

     

      4. Limpiamos las alcachofas y las cocemos en agua hirviendo con limón para que no se oxiden, 7 minutos.

     

      5. Quitamos la punta y brizna a los tirabeques. 


      6. Ponemos en una sartén grande, dónde nos tienen que caber toda las hortalizas, un chorro de aceite. 
    Echamos los ajetes limpios y cortados. Dejamos que comiencen a dorar y añadimos el jamón picadito. Rehogamos ligeramente y añadimos los espárragos limpios y cortados. A continuación los tirabeques. Y por últimos las cebollitas y zanahorias glaseadas.

     

     

     

      7. Añadimos las alcachofas escurridas. Rehogamos todo junto unos segundos, siempre con mimo para no romper las hortalizas más tiernas. 
    Desglasamos ( enjuagamos la sartén del glaseado de cebollitas y zanahorias) con medio vasito de agua y lo añadimos a las hortalizas para aprovechar los jugos que habían soltado y se habían caramelizado.

     

      8. Dejamos cocer todo unos 12 minutos. Primero tapado a fuego moderado, los últimos minutos a fuego más fuerte y destapado para que se evapore todo el líquido y quede glaseado.

      9. Mientras tanto, preparamos unas patatas fritas que añadiremos en el último minuto, y unos tomatitos cortados por la mitad y salteados en un poquito de aceite que añadiremos ya en el plato para dar color y sabor.

     

      10. Esto es opcional: si tuviéramos una cremita de verduras la pondríamos como base del plato.

     

      11. Sobre esta, colocamos las hortalizas glaseadas y , sólo si nos apetece, el huevo cocido. Servimos bien calentitas.