martes, 16 de abril de 2019

Mafalde corte con calabacín y salsa de ajo limón


Mafalde corte con calabacín y salsa de ajo limón


  "Los Mafalde Corte son un modelo de pasta corta: una cinta corta con pequeños rizos que permanecen intactos incluso después de la cocción. Su secreto reside en esta irregularidad de consistencia entre las partes planas y onduladas. Esta característica permite combinarlos con las salsas más refinadas conservando el delicado sabor de la pasta. Ideales en todas las estaciones y excelentes en ensaladas frías en verano y acompañados de verduras en primavera." 

Así describe Barilla, la marca de esta pasta, los mafalde corte.


Como estamos en primavera, los he preparado con una sencilla y suave salsa de calabacín con un toque de limón y unas tiritas de cebollino.



Ingredientes( para 2)


  • 170 gr de mafalde corte
  • 1 calabacín de unos 350 gr
  • 1 ajo
  • la ralladura de 1 limón
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen
  • 15 gr de mantequilla
  • 60 gr de nata para cocinar
  • 50 ml de caldo de verduras
  • la ralladura de 1 limón
  • sal
  • pimienta
  • cebollino fresco


Elaboración


  1. Mientras se cuece la pasta en abundante agua con sal, partimos los calabacines por la mitad, a lo largo, y después en rodajas finas.


  2. Calentamos la mantequilla y el aceite. Echamos el ajo picado. Cuando comience a chisporrotear, salteamos  los calabacines a fuego fuerte, removiendo hasta que se ablanden un poco y tomen algo de color. Podemos añadir una pizca de sal si no es suficiente con la sal que llevará el caldo que le vamos a añadir.

 

 

  3. Añadimos el caldo y dejamos que comience a hervir. Bajamos el fuego, añadimos la nata y la ralladura de limón. Removemos hasta que se caliente bien la salsa.

 

 

  4. Escurrimos la pasta, la mezclamos con la salsa y le añadimos el cebollino y, si nos gusta, un poco de pimienta recién molida. Servimos inmediatamente para que no se enfríe.




jueves, 11 de abril de 2019

Tortitas de sardinas marinadas


Tortitas de sardinas marinadas


  
  No es la primera vez que elaboro esta riquísima, no te puedes hacer una idea, receta de Bernd Knöller, dueño y chef del Restaurante Riff de Valencia. Tristemente famoso últimamente por la intoxicación, parecía que a causa de unas colmenillas, de numerosos de sus clientes. Por suerte, el Riff ha podido reabrir sus puertas a la espera de que se sepa, con total seguridad, cual fue la causa y, por supuesto, ofreciendo las máximas garantías.

Este plato fue el que llevé a nuestra segunda reunión de LindyChefs este domingo pasado, 7 de abril.
Ni que decir tiene que el plato triunfó.

A primera vista puede parecer un plato sencillo y no es que sea difícil de hacer, pero sí, hay que tomárselo con tiempo porque lleva varias elaboraciones y a mí me gusta que todas sean caseras:



  • una masa quebrada
  • un queso a las hierbas
  • una mermelada de tomate
  • unas sardinas marinadas
  • una tapenade
  • una ensalada


Vamos a poner ingredientes para unas 10 tortitas. De algunos ingredientes, como la masa o la tapenade sobra, otros, como las sardinas o el queso, están justos:



Las sardinas marinadas:

  • 20 sardinas pequeñas muy frescas
  • 3 partes de vinagre de manzana ( 300 ml.)
  • 1 parte de agua ( 100 ml.)
  • una cucharadita de sal
  • aceite de oliva o girasol
1. Las sardinas hay que ir preparándolas con días de antelación, te aconsejo que empieces una semana antes. Teniendo en cuenta que no las vamos a cocinar, es necesario que las tengamos, una vez limpias de cabeza y tripa, en el congelador al menos 3 días.
2. Pasado ese tiempo, las dejamos descongelar en la nevera. Les quitamos las espinas y las pasamos a un cuenco cubiertas de agua con hielo y sal, las dejamos unas horas para que suelten la sangre.


3. En filetes, las ponemos con la piel hacia abajo y las cubrimos de 3 partes de vinagre por una de agua y sal ( si el vinagre y el agua están previamente en la nevera, mucho mejor). Las dejamos en la nevera 24 horas ( puede que con 7 horas sea suficiente)
4. Las escurrimos y dejamos el último día en aceite y en la nevera.

( No se si te has dado cuenta ya de que es importante no romper la cadena de frío, en ningún paso, para que las sardinas no se pongan blandas)

L

a masa quebrada:

También se puede hacer con anticipación 1-2 días antes.
  • 200 gr de harina
  • 100 gr de mantequilla muy fría
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • un poco de queso parmesano rallado 
  • 3-4 cucharadas de agua helada
1. Mezclamos la harina tamizada con el azúcar, la sal y el queso rallado. Añadimos la mantequilla en dados, bien fría para que quede más crujiente. Mezclamos con la yema de los dedos,  nos quedará una mezcla arenosa.


  2. Añadimos un poco de agua bien fría y mezclamos lo justo para que se amalgame pero sin amasar, de lo contrario la masa se quedará dura e incomestible. Dejamos reposar unos minutos en la nevera cubierta con un film.



  3. Extendemos la masa con un rodillo, mejor entre dos films.


  4. Cortamos unos discos con ayuda de un aro de 7 cm.


  5. Colocamos sobre papel de hornear, papel de aluminio o sobre una bandeja ligeramente engrasada. Colocamos peso encima para que no se bufen, yo suelo poner un papel y encima garbanzos secos.

 

  6.  Horneamos a 180º C hasta que comiencen a dorase ligeramente los bordes. Dejamos enfriar sobre rejilla para que no se humedezcan.

 

Una vez bien frías, las guardamos en un bote o una bolsa bien cerrada. Nos duran unos días perfectamente.




La mermelada de tomate:


  • 500 gr de tomates de pera maduros
  • 200 gr de azúcar
Ponemos a reducir los tomates, pelados y picados, junto con el azúcar. Hasta que espese, ten en cuenta que al enfriar se sigue espesando.

Aquí tienes la receta de mi mermelada hecha con thermomix.





La tapenade:

  • 110 gramos de olivas negras aragonesas ( el peso es sin el hueso)
  • 1 anchoa
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 ramita de romero
  • una ramita de perejil
  • 1 ajo pequeño o medio
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1. Deshuesamos las aceitunas. Si compras las aceitunas deshuesadas no saldrá tan rico.
  

2. Trituramos todos los ingredientes de modo que se integren pero procurando que quede rugoso todavía.



El queso a las hierbas:

  • 300 gr de queso de untar tipo philadelphia ( con 30 gr. por tortita hay suficiente)
  • cebollino, perejil, orégano, romero, estragón, eneldo ( si pueden ser frescas mucho mejor, si no, puedes combinar con secas)

Mezclamos el queso con las hierbas picaditas. Después dejamos que coja cuerpo en la nevera.




La ensalada:


Una vez montado el plato añadimos un montoncito de mezcla de lechugas tipo escarola, radicchio, canónigo...aliñada con sal, vinagre y aceite.



--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Montaje del plato:

Sobre la base de la pasta quebrada, montamos, por este orden, el queso, la mermelada y las sardinas. Alineamos 4 filetes de sardinas y las recortamos con el mismo aro que hemos utilizado para la masa.

 


 


 Terminamos el plato con un trocito de cebollino, una cucharadita de tapenade que regaremos con unas gotas de aceite y la ensalada aliñada.





                                                                                            Qué cosa más rica!!!!! 

lunes, 8 de abril de 2019

Tapenade / 2º Certamen gastronómico de LindyChefs

 Tapenade/ 2º certamen gastronómico de LindyChefs

  Olivada, tapenade, paté de aceitunas...¿Es todo lo mismo?

La olivada es una pasta para untar hecha a base de olivas, en principio negras, trinchadas con aceite de oliva, sal y si se quiere alguna especie. Se pueden usar olivas arbequinas, empeldre o aragonesa, argullol, etc. En la Occitania mediterránea existe una versión enriquecida con anchoas y alcaparras que se llama tapenada. Otras versiones se pueden encontrar en Italia y en general en todo el Mediterráneo.

La tapenade es una pasta de aceitunas machacadas con alcaparras, anchoas y aceite de oliva, típica de la Provenza. También puede llevar ajo, hierbas diversas, atún, vinagre balsámico, zumo de limón o brandy. Su nombre proviene de la palabra provenzal tapena (tápena o alcaparra). Puede hacerse con aceitunas negras o verdes.
Tradicionalmente, la tapenade se prepara con aceitunas negras, a las que se agregan anchoas en aceite, ajo, tomillo, alcaparras y aceite de oliva. Hay también una variante hecha con aceitunas verdes.
Es un alimento popular en la cocina del sur de Francia, donde se sirve como aperitivo, untada en tostadas. También puede usarse como condimento de filetes o verduras.


Ingredientes

  • 110 gramos de olivas negras aragonesas ( el peso es sin el hueso)
  • 1 anchoa
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 ramita de romero
  • una ramita de perejil
  • 1 ajo pequeño o medio
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Elaboración


  1. Deshuesamos las aceitunas. Si compras aceitunas ya deshuesadas no saldrá tan rico.
  2. Trituramos todos los ingredientes de modo que se integren pero procurando que quede rugoso todavía.


Pasamos a un bonito recipiente para utilizar como un paté, con tostaditas. 






O reservamos para utilizar como condimento en otras elaboraciones:


Este es el plato que preparé para el 2º certamen gastronómico de LindyChefs. Ya os pasaré la receta!!!! Es un poco larga para ponerla también en esta publicación.

En esta ocasión lo celebramos en casa de nuestros amigos, Bego y Javier. Unos anfitriones excelentes!!!!!



En el 1º certamen, Mateo



, el bebé de los LindyChefs, se puso malito y no pudieron asistir sus papis, Jose y Elena.



Así que ayer estábamos todos los que formamos este grupo:

 Elena, Bego, Marga, Vero y yo
Gus, Javier, Jesús, Vicente, Jose....y Mateo.


Bego y Javier nos recibieron con el aperitivo.


 Gus trajo sus vinitos


Habíamos quedado a las 12 de la mañana, pero nos lo tomamos con calma. Es verdad que en esta ocasión, llevábamos buena parte de los platos ya preparados.


Poco a poco nos fuimos poniendo en acción:

 Vero y Gus se pusieron a majar galletas, y galletas y más galletas. No teníamos ni idea de para qué necesitaban tanta galleta triturada, pensé que tendríamos una tarta de queso con una base de medio metro de altura...

 

  Marga y Chus se pusieron con la ensalada:

 

  Bego y Javier, tenían la mesa puesta.


Y se pusieron con el arroz, a parte de atendernos muy amablemente.


Los últimos en ponernos en faena, fuimos Vicente y yo, aunque nuestro plato era el primer entrante:

 

Jose y Elena trajeron su plato casi totalmente acabado, tenían que atender a Mateo:

 
Fuimos llenando la mesa con nuestros platos:



Y llegó el momento de degustar lo que habíamos elaborado. Para ello, Bego y Javier nos habían adjudicado nuestro lugar en la mesa con nuestros nombres en mini pizarritas:



Los platos:

Tortita de sardinas marinadas con queso finas hierbas y mermelada de tomate. De Vicente y Lola.

Ensalada de brotes, fresas, perlitas de queso de cabra, aguacate y piñones. De Chus y Marga.

Hummus de remolacha con crudités. De Jose y Elena.

Arroz integral con espinacas y piñones. De Bego y Javier.

El postre fue toda una sorpresa. Vero y Gus nos dejaron a todos con la boca abierta, sobre todo por la puesta en escena.






Menos mal que esta vez no había que votar!!!!!!!!


Para la sobremesa, los anfitriones nos tenían otra sorpresa preparada!!!!!!!!!!!! Regalitos para todos!!!!!


 

 

 

 

 



Pasamos una tarde magnífica bailando y riendo sin parar:





Un día así va a ser muy difícil de superar!!!!!!!!!!