miércoles, 22 de octubre de 2014

Berenjenas fantasmas


Berenjenas fantasmas

  Booh!!!!

Estos fantasmas más que asustar nos van a deleitar la noche de Halloween porque están hechos de una especie de panacotta con berenjena asada.

El año pasado utilicé este molde para hacer una panacotta dulce. Este año no podía repetirme, necesitaba algo diferente que quedase igualmente blanco pero con otro sabor.  Nada más lejos de un postre que este aperitivo a base de una especie de mousse, sin huevo, con el sabor que le da la berenjena asada, que se esparce suavemente en el pan y se acompaña muy bien con unos brotes de lechugas.

 La idea de la panacotta de berenjenas la vi, por casualidad, en el blog de Paloma de la Rica. Un blog de ideas y recetas de comida casera. 

En esta ocasión le he dado forma de fantasmas para estas fechas, pero en cualquier momento podemos darle una forma más austera metiendo porciones de la crema en moldes o recipientes cuadrados, redondos...Simplemente hay que acordarse de poner un poquito de aceite en cualquier molde si no es de silicona! Lo que sí os aconsejo es que lo metáis en moldecitos pequeños, porque para que quede rico la proporción de gelatina es mínima, la suficiente para que cuaje un poco. Si le ponéis más gelatina no quedará cremoso y si lo ponéis en moldes grandes puede que no aguante el peso y se rompa al desmoldarlo.

Ingredientes

  • Una berenjena mediana, unos 300 gr
  • un ajo
  • 200 gr de nata, yo la he puesto de cocinar que es más ligera
  • 50 gr de leche
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • 3 hojas de gelatina 

Elaboración

  1. Precalentamos el horno a 200º. Partimos la berenjena y le hacemos unas incisiones en forma de rombo. Le ponemos sal y la dejamos boca abajo en una escurridera. Esto hará que no amargue. Pasados 10 minutos la lavamos, la salpimentamos y le ponemos un chorrito de aceite. La introducimos en el horno y la dejamos unos 30 minutos. Al lado podemos poner el ajo unos 10 minutos para que se ase.
 

 

  2. Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría hasta que se hinche. Ponemos 100 gr de nata a calentar, cuando comience a hervir retiramos del fuego y añadimos la gelatina escurrida. Dejamos que se deshaga ayudándole con una espátula (esto se hace fuera del fuego, la gelatina nunca debe hervir).
 

  3. Trituramos el ajo, la carne de la berenjena, el resto de nata y la leche, añadimos un poco de sal y pimienta. Añadimos también la gelatina con la nata deshecha. Mezclamos muy bien sin que quede nada sólido y volcamos a los moldes. Si no son de silicona los aceitamos un poco para que luego se desmolden bien.
 

 

 

  4. Dejamos en la nevera unas cuantas horas, mejor de un día para otro. Desmoldamos y servimos con lechugas y pan tostado. Para hacer boca y ojos he utilizado tomate y olivas negras!






                                                                                                            Booh !!!!!!!!!


Está de miedo!!!!!!!!!



martes, 21 de octubre de 2014

Tarta mini de nata y trufa


Tarta mini de nata y trufa

  Ya es un clásico en mi blog las tartas de nata y trufa para los cumpleaños, lo que tienen de diferentes unas de otras es la decoración y en este caso las cantidades.

Traigo esta tarta que me ha tocado improvisar esta misma mañana para un cumpleaños al que me invitaron anoche. 
Mi vecina Yue me mandó un whatsApp invitándonos a un picoteo para celebrar el cumple de Ramón, su pareja. Como sé que ellos no son muy "cocinillas" me ofrecí para colaborar con algo, tipo una empanada, a lo que ella me contestó que mejor algo que sirviera de tarta. Uff!!! pensé, así tan de repente una tarta, yo que para hacer una tarta estoy dos o tres días preparándola!

Me he levantado y he mirado la despensa, tenía un brick de medio litro y otro de 200 de nata, poco para una tarta, pero suficiente para una tartita para unos cuantos que seríamos. Le he mandado un mensaje preguntando: Para cuantos? y sin esperar respuesta me he puesto manos a la obra.

Cuando ya tenía todo en marcha me ha contestado: "Somos 16, no te preocupes que es mucha tela". Y tanta!!!! Bueno, la tarta será simbólica, servirá para soplar las velas!!!!! Y así ha sido!!!!!

Ha sido un cumpleaños muy simpático. A mitad de picoteo han llegado por sorpresa unos mariachis y hemos cantado y bailado un ratito. Ha sido un momento realmente divertido!!!!!!

 Hemos conversado con gente que no conocíamos, nos hemos reído y al final hemos sacado la tartita con su vela y cucharas para probarla, no han hecho falta platos!!!!


Ingredientes

  • Un bizcocho genovés
  • 560 gr de nata montada
  • 56 gr de azúcar glas
  • Unas cucharadas de cacao en polvo (15 gr para 300 de la nata azucarada)
  • Almíbar
  • Salsa de chocolate de cobertura

Para el bizcocho genovés:


  • 2 huevos
  • 60 gr de azúcar
  • 60 gr de harina bizcochona
  • una pizca de sal
  • 25 gr de almendra a cubitos.

Para el almíbar:

  • 125 gr de agua
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de brandy

Para la cobertura:

  • 100 gr de chocolate negro 70% de cacao
  • 100 gr de nata
  • 13 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de agua

Las Elaboraciones:

 El paso a paso de las elaboraciones lo puedes ver en mi tarta crocanti que hice hace tan solo 10 días. Esta vez no he tomado fotos de cada paso pero sí del montaje:


 

 

 

 

 

 

 



Con estas cantidades no hay que esperar a un cumpleaños, nos podemos dar un capricho cualquier día!!!


domingo, 19 de octubre de 2014

Conejo a la brasa


Conejo a la brasa

 Hasta este verano no había probado nunca el conejo a la brasa. 

Nos habíamos auto- invitado a cenar a casa de mi amiga Tonina para celebrar el principio de las vacaciones. Desde el supermercado nos llamaron para preguntarnos qué nos gustaba más a la brasa, las chuletas de cordero, las costillas de cerdo o el conejo. 
Yo pensé enseguida que el conejo era lo más sano, pero Vicente, mi marido, saltó con que el conejo estaría seco! 
Al final Boro, el marido de Tonina nos preparó un surtido. Y curiosamente lo que más nos gustó fue, precisamente, el conejo.

Hoy, unos meses más tarde, nos hemos preparado un "conill al allioli", una receta valenciana del libro Cocina valenciana de Lorenzo Millo.


Ingredientes y Elaboración

  • un conejo pequeño
  • sal
  • pimienta
  • patatas
  • ajoaceite

En media hora se hacen unas brasas.

Se trata de hacer un conejo a la brasa salpimentado hasta que se dore por ambas caras, procurando que por dentro no nos quede ni crudo, ni seco!




Después se sirve entero o cortado acompañado de patatas, en este caso las he hecho al microondas, ya vienen listas para hacerse en la bolsa en 6 minutos. Una vez fuera se salpimientan y se acompaña todo de un ajoaceite.

El ajoaceite o allioli es un majado de ajos al que se le va incorporando el aceite poco a poco mientras se sigue removiendo en el mortero.  Ajos y aceite, espectacular y delicioso, pero como dice el libro:  " ¡De una bravura celtibérica"!!!!!!
Así que se puede sustituir parte del ajo por yema de huevo. Yo lo suelo comprar hecho así me ahorro muchos problemas!

Lo acompañamos de un vinito blanco bien fresquito!



También se puede acompañar con patatas, berenjenas o calabacines fritos.



jueves, 16 de octubre de 2014

Lubina con flan de espinacas y patatas a la mantequilla


Lubina con flan de espinacas y patatas a la mantequilla

  La última noche que estuvimos en Eslovenia, concretamente en Ljubljana, su capital.

 Una ciudad tranquila y bella, llena de restaurantes a media luz, con bullicio de mesas de mantel y vela en las calles.

 Tomé, para cenar, un plato parecido al que os traigo en esta entrada. Este era el plato:

                          ( Filete de lubina del Adriático con patatas con mantequilla y espinacas) 

El, plato estaba realmente exquisito, no sé si a esas alturas ya estaba tan harta de comer cosas pesadas que me pareció lo mejor que habíamos tomado de todos los días.
.................................................................................................................................................................

  El plato no parece tener mucho misterio, lo importante aquí es que la lubina era de buena calidad. La lubina que he usado hoy también lo es, me la puso mi querida amiga y pescadera Pili como una lubina especial. 
Ella me la abrió para hacerla "a la espalda", pero yo me he acordado de la adriática y he sacado unos filetes con ayuda de este video.

Las espinacas que simplemente podría haber escaldado en el último momento, cuando las patatas ya estaban cocidas, las he convertido en un flan de espinacas que luego me servirá para otra receta.
Le he añadido unos gajos de naranja que refrescan el plato.
Por lo demás, yo diría que se parece mucho.

Ingredientes

  • Una lubina
  • un flan de espinacas
  • unas cucharadas de crema de judías verdes
  • una patata cocida
  • mantequilla
  • un tomate pequeño (tipo pera por ejemplo)
  • unos gajos de naranja
  • una cucharada de mantequilla
  • una cucharada de aceite
  • sal

Flan de espinacas

Ingredientes


  • 4 huevos
  • 150 gr de espinacas
  • 100 gr de nata
  • una pizaca de sal
  • pimienta 

Elaboración

  1. Ponemos una olla con abundante agua al fuego. Cuando comience a hervir fuerte añadimos un poco de sal y las espinacas, escaldamos un par de minutos y escurrimos. Introducimos las espinacas en un bol con agua fría con hielos. Escurrimos bien y reservamos.
 

 

  2. Batimos un poco los huevos, añadimos las espinacas y trituramos hasta que nos quede una crema lisa. Sin dejar de batir añadimos la nata, mezclamos bien y salpimentamos.

 

 

  3. Vertemos sobre un molde de silicona y cocemos en el horno que estará precalentado a 160º, al baño maría, a  hasta que se cuaje. Unos 30 minutos. Dejamos enfriar.
 


Crema de judías verdes

Ingredientes

  • 200 gr de judías verdes
  • una patata grande
  • sal

Elaboración

  1. Ponemos a cocer la patata, troceada grande, en abundante agua con sal.  Cuando comience a hervir fuerte añadimos  las judías limpias y cortadas en dos o tres trozos. Cuando estén tiernas, unos 20 minutos, escurrimos las judías y un trozo de patata y trituramos con algo de agua de la cocción. Cuidado con no pasarse, más vale añadirle luego más agua si nos queda muy espesa.
Colamos para que quede una crema fina y reservamos. 
 

 

(El trozo de patata que nos sobra lo dejamos en su agua de cocción, nos servirá de guarnición.)


Emplatado

  1. En la base del plato ponemos la crema de judías bien caliente, sobre ella las patatas y una cucharada de mantequilla que se derretirá con el calor de las patatas.
  2. En un lado ponemos un trozo de flan y sobre este los gajos de naranja bien limpitos de piel.
  3. En este momento asamos la lubina. Para ello si no disponemos de plancha, ponemos una sartén con sal y sin aceite. Cuando esté muy caliente colocamos la lubina que habremos frotado con un poco de aceite por toda la superficie. Cuando tenga la piel bien crujiente le damos la vuelta y la dejamos que tome un ligero color por la parte blanca. No debe quedar cruda pero tampoco secarse. Para ello se podría acabar con 2 minutos en el horno, yo simplemente le pongo una tapa, de 1 a 2  minutos para que se haga por dentro en el mismo fuego. En el último momento podemos añadir una cucharadita de aceite para que coja mejor color.
 

 

  4. Aprovechamos el calor de la sartén para asar un poco el tomate con un poco de sal y sin aceite, al final del asado le podemos poner un poquito de aceite.
(El no poner antes el aceite, ni al pescado ni al tomate es porque la sartén alcanza mucho calor, si le ponemos aceite se nos quema y le da un sabor malo)
  5. Si se nos hubiera enfriado el plato podemos darle un golpe de micro, retirando las naranjas. Por último colocamos la lubina.




Tanto la crema como el flan se pueden tener hechos la víspera, así el plato se monta en un "periquete"!!!!!


                               Para los que nos gusta el pescado...... Está delicioso!!!!!!