jueves, 5 de mayo de 2016

Croque - monsieur


Le véritable croque-monsieur

  Hace unos días hicieron una entretenida comedia que ya había visto hacía algún tiempo No es tan fácil. Su verdadero título es : It´s complicated. La protagonizan Meryl Streep, Alec Baldwin y Steve Martin.

Jane (Meryl Streep), madre de tres hijos ya mayores, es propietaria de un restaurante-pastelería en Santa Bárbara. A pesar de estar divorciada desde hace años, mantiene una buena relación con su ex marido Jake (Alec Baldwin). Pero, como Jake está casado, Jane se convierte de pronto en "la otra". Y de este embrollo no podrá librarse ni siquiera Adam (Steve Martin), un arquitecto contratado para renovar la cocina de Jane.  

La comedia no está mal del todo, a mi es que casi todo lo que protagoniza Meryl Streep me gusta. Por eso nos quedamos a verla de nuevo.
Me quedé con un "momentazo cocina"en el que Jane cocina un estupendo croque monsieur para Adam. Este es el diálogo del momento:
"That looks amazing.
It's called croque-monsieur.
It was the first thing I learned to make when I was living in Paris
because the ingredients are really, really cheap.
When did you live in Paris?
When I was in my early 20s.
I went there to take a six-day pastry class,
and I ended up staying a year
working as an apprentice in a bakery."

A continuación llega el ex, Jake, y saborea los restos de la cena:






-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En mis viajes por Francia he visto anunciado muchas veces el croque monsieur  pero, que yo recuerde, nunca lo había probado.

El croque-monsieur apareció por primera vez en la carta de un café parisino en 1910, pero se desconoce el origen de la palabra. Fue mencionado por primera vez en la novela de Marcel Proust À l'ombre des jeunes filles en fleurs, publicada en 1919: "ahora bien, al salir del concierto, como, al reanudar el camino que va hacia el hotel, nos habíamos detenido un momento sobre el muelle, mi abuela y yo, para intercambiar algunas palabras con la Sra. de Villeparisis que nos anunciaba que había solicitado para nosotros en el hotel unos «croque-monsieur» con huevos a la crema..."


Se le llama croque-monsieur a un sandwich de jamón york y queso.
Pero el verdadero croque-monsieur se ha de hacer con el mimo de un buen pan de hogaza tostado, una bechamel con cebolla roja, un jamón york de calidad, en París hay un" jambon de París" estupendo:
El famoso Prince de Paris, reconocible por su emblema marcado a fuego en su corteza con la imagen de la torre Eiffel.

Yo he utilizado el que más me gusta ( Bonnatur, no es publicidad, es sólo por satisfacer tu curiosidad) El queso debe ser fundente, naturalmente francés como el Comté, Emmental francés o Gruyere.

Todo ello gratinado convirtiendo un simple sandwich en una exquisitez que nos transporta a los mejores cafés parisinos.




Ingredientes ( para 2)

  • 4 rebanadas de pan de hogaza
  • 2 cortadas de jamón york de buena calidad
  • un taco de queso Gruyere
  • un chorro de buen aceite
  • una bechamel hecha con:     
  •                                         media cebolla morada
  •                                         un chorrito de aceite
  •                                         25 gr de mantequilla
  •                                         20 gr de harina
  •                                         350-400 gr de leche caliente
  •                                         sal, pimienta y nuez moscada


Elaboración


  1. Pochamos la cebolla, con un poquito de aceite y sal, hasta que comience a dorarse. Añadimos la mantequilla y cuando se derrita la harina. Rehogamos un poquito para que no sepa a cruda pero sin que coja color. Vamos añadiendo la leche caliente, poco a poco, sin dejar de remover. Cuanto más tiempo empleemos mejor sabrá nuestra bechamel. Al final rectificamos de sal y añadimos pimienta y nuez moscada.

 

 

 

 

  2. Ponemos un chorrito de aceite en las rebanadas de pan y tostamos 5 minutos en el horno.

 

  3. Untamos las rebanadas con bechamel, colocamos el jamón, rallamos el queso y lo colocamos sobre el jamón. Cerramos el sandwich y le ponemos bechamel y queso por encima.

 

 

  4. Gratinamos 5 minutos.

 

  Servimos con ensalada.



                                                                                                          Ufff, que rico !!!!!!!


martes, 3 de mayo de 2016

Solomillo de cerdo con tomate


Solomillo de cerdo con tomate


  Esta receta no era para el blog, por eso no he preparado los ingredientes para la fotografía ni el paso al paso al que os tengo acostumbrados.

Lo cierto es que he ido improvisando con ingredientes que tenía que utilizar de la nevera y del congelador (estoy de "limpieza") pero, a mitad de elaboración, me he dado cuenta de que podía ser una gran receta.

Nos sirve tanto para un segundo plato, como para un bocata con el que cenar o darnos un almuerzo a media mañana, también sirve para llevarlo de picnic o para, como alguien me pidió hace unos días, llevarlo en una fiambrera al trabajo.
¡Y te lo ibas a perder!!!!!!!

La receta no tiene misterio: una buena carne de cerdo cortada en rodajas, puede ser solomillo como en este caso, o un lomo. El tomate, más que un tomate es un pisto que puedes ver como se prepara aquí.

El pisto puede variar, todo depende de las verduras que tengamos. Yo lo he hecho con:




Ingredientes

  • Un solomillo de cerdo en rodajas
  • 2 ajos
  • una cebolla
  • una berenjena
  • un calabacín
  • 250 gr de champiñón
  • ( en esta ocasión no le he puesto pimientos)
  • aceite de oliva
  • sal
  • 1 kg de tomate triturado
  • pimienta
  • unas hojas de salvia fresca
  • hierbas provenzales
  • 1 vasito de brandy


Elaboración


  1. Se dora la carne con un poco de aceite de oliva a fuego fuerte para que solo se haga por fuera. Se saca y se reserva. Le añadimos unas hojitas de salvia fresca cortadas.


  2. Por otro lado hacemos el pisto: Ponemos un buen chorro de aceite, echamos el ajo picado. Cuando comience a chisporrotear añadimos la cebolla picada. Dejamos que se poche antes de añadir la berenjena cortada a daditos. Después añadiremos el calabacín y por último el champiñón laminado. Conforme vamos añadiendo ingredientes vamos salando. Cuando tengamos todas las verduras rehogadas añadimos el tomate y dejamos hacer unos 30-40 minutos.


  3. Mezclamos con la carne y su jugo. Añadimos las hierbas provenzales, la pimienta y rectificamos de sal. Regamos con la copita de brandy y flambeamos (quemamos el brandy con un encendedor para que se evapore el alcohol).
Cubrimos y dejamos cocer 5 minutos, no hace falta más ( esta operación se puede hacer en el horno muy caliente sobre una cazuela de barro).



  Servimos en la cazuela:








viernes, 29 de abril de 2016

Trufas de chocolate y de café


Trufas de chocolate/ Trufas de café

  He estado posponiendo la elaboración de estas trufitas durante largo tiempo. Desde que mi marido me regaló, hace ya año y medio, el libro La cocina dulce de Paco Torreblanca.

En cuanto vi la foto de las trufas pensé: "Estas las hago, tienen que estar de muerte". Y así están. 
El problema es que Torreblanca, en muchas de sus recetas, utiliza glucosa en lugar del azúcar común que tenemos normalmente en casa. Y ha sido la pereza de buscar la glucosa lo que me ha hecho retrasar la elaboración. 

Al final, después de encontrar la glucosa en Diexpa, una tienda especializada en productos de panadería, pastelería y restauración.  El domingo pasado las llevé para la sobremesa del cumpleaños de mi amiga Pili y fueron todo un éxito, curiosamente para mí, triunfaron más las de café que las de chocolate.

Si tú quieres hacerlas y no encuentras glucosa, no seas tan tiquismiquis como yo, ponles azúcar! No me preguntes que diferencia hay entre usar uno u otro edulcorante porque no tengo ni idea!!!

Según he leído por las redes: "la glucosa es un potencializador de elasticidad, es un anti-cristalizante, evita el endurecimiento y azucaramiento de las mezclas, que se vuelvan arenosas y da flexibilidad"



Ingredientes

Trufas de chocolate:
  • 100 gr de nata
  • 140 gr de chocolate negro 70%
  • 12 gr de glucosa (opcional, puedes poner azúcar glas)
  • 120 gr de mantequilla
  • cacao en polvo para bañar
Trufas de café:

 (Estas las improvisé con lo que me sobró de nata y de chocolate, así que les añadí otro tipo de chocolate y ....sorpresa!!!! Gustaron mucho más!!!!! )
  • 100 gr de nata
  • 60 gr de chocolate negro 70%
  • 80 gr de chocolate con leche
  • 12 gr de glucosa
  • 6 gr de café soluble (Nescafé)
  • 120 gr de mantequilla
  • azúcar glas para bañar

Elaboración

  1. Ponemos a hervir en un cacito la nata junto con la glucosa. 
       En el caso de las de café añadimos también el Nescafé. 

 

  2. Troceamos el chocolate, lo ponemos en un bol, lo derretimos unos segundos en el microondas a 600 de potencia y le añadimos la nata caliente. Movemos con una espátula, lentamente y siempre en el mismo sentido.

 

 
  3. Dejamos reposar esta mezcla hasta que alcance una temperatura de 50º (Te lo explico como lo hace Paco Torreblanca en su libro pero en realidad no los llegó a alcanzar porque con el chocolate se enfrío hasta unos 43ºC, por lo que no es necesario dejar enfriar)

  4. Calentamos un poquito la mantequilla, unos segundos en el microondas a 360 para que no se haga líquida, tiene que tener textura de crema. Agregamos un poco de la base anterior a la mantequilla y mezclamos muy lentamente con una espátula. Cuando ya no queden grumo, incorporar al resto, de modo que quede una mezcla homogénea.
(Te contaré algo: Con las de chocolate no he tenido ningún problema, con las de café no había manera de disolver los grumitos. La solución ha sido introducir el bol en agua calentita unos segundos, se han disuelto los grumos enseguida)

 

 

  5. Tapamos con film y dejamos enfriar antes de usar, tiene que quedar bien sólida la mezcla para poderla manejar.

                               (La de la derecha es la de chocolate, la de la izquierda de café)

  6. Torreblanca indica que rellenemos una manga pastelera para hacer porciones. yo he utilizado dos cucharitas. he hecho porciones grandecitas de 20 gr. Tal vez a la próxima las haga un poquito más pequeñas. (Aunque, de grandes, nadie se quejó)

 

  7. Las vamos depositando sobre un plato o una tabla cubierto de film. Las dejamos reposar en la nevera hasta que estén bien sólidas. Las sacamos y les damos la formita, no hace falta que sea una esfera perfecta, las trufitas suelen ser un poquito deformes.

 


  8. Rebozamos las de chocolate en cacao en polvo. Las de café en azúcar glas. ( También podríamos darle un toque de café soluble al azúcar glas si eres muy cafetero)



 


Después de manejarlas es mejor dejarlas refrigerar antes de servir. 






....................................................................................................................................................................
Otra proporción de ganache para estas trufas con poca mantequilla que he elaborado para el día de la madre con un poco de nata que me ha sobrado de otra elaboración:



  • 120 gr de nata
  • 12 gr de mantequilla
  • 110 gr de chocolate 70%
  • cacao en polvo

Calentamos la  nata con la mantequilla, derretimos un poco el chocolate y mezclamos bien. Dejamos enfriar y formamos las trufas. Las pasamos por el cacao en polvo y listas!!!!!

Sencillísimo!!!!!!!!!