sábado, 13 de enero de 2018

Tarta de la abuela, para Esther


Tarta de la abuela para Esther


  He hecho mil veces esta tarta y siempre me ha salido perfecta. Con esta última, que era para Esther, no estoy del todo contenta y es que no estoy al cien por cien...
Cometí un fallo de novata: La última capa de chocolate la diluí con parte del café con leche que me había sobrado de mojar las galletas y claro, se me quedó un poco líquido y al desmoldarlo se "escachufló"!!!. 

Tengo fotos de algunas tartas de la abuela anteriores:



Y es que a veces, cuando más empeño tenemos...

Esther era quizá la mejor amiga de mi hermana, no sé si así lo sentía ella. Lo cierto es que desde hace casi 20 años en el que conectaron en una cena de "singles" habían mantenido la amistad con algunas intermitencias: de repente Esther desaparecía una temporadita y de repente ahí estaba otra vez.
Cuando la conocí era una niña, teniendo en cuenta que yo le llevaba 8 años a mi hermana y mi hermana a Esther 10. Es normal que para mí Esther siga siendo una niña. 
Una niña que se ha ocupado cada día, en estos meses en los que mi hermana se quejaba de "ciática", de hacerle compañía, darle masajitos y aguantar el humo de esos cigarrillos que mi hermana se fumaba y que tanto daño nos han hecho a todos.  

Cuando mi hermana nos dejo, Esther se me abrazó preguntándome qué iba a hacer ahora sin ella, recuerdo los latidos de su corazón. A continuación me pidió que le hiciera esta tarta por su cumpleaños. Yo, que inexplicablemente me he mantenido entera en todo momento, tuve la fuerza para sacar el humor que siempre nos ha caracterizado a mi hermana y a mí para contestarle: A la primera pregunta, le respondí que se buscara un buen novio, en cuanto a la tarta, le dije que no se aprovechara del momento!!!!!!

Han pasado sólo unas semanas, pero Esther se ha convertido ya en parte de nuestra familia. La verdad es que la necesito para lidiar con los 3 hombres con los que"me he quedado". Qué alegría me dio encontrarla en la primera comida a la que nos invitó mi cuñado. Antes de que mi hermana se fuera ya bromeaban con que Esther era la hermana de mi sobrino. Ahora Esther dice que es mi sobrina y yo estoy encantada. Ojalá no se vaya nunca de nuestras vidas.


Te queremos Esther!!!!! Y te prometo que la próxima tarta me saldrá perfecta!!!!!



Ingredientes


  • 1 y 1/2 paquete de galletas
  • una crema pastelera con 3 huevos, 120 gr de azúcar, 30 gr de maizena y 500 gr de leche
  • un chocolate a la taza espeso con 400 gr de leche y 175 gr de chocolate
  • chocolate para postres ( opcional)
  • un café con leche con 200 gr de leche, 1 sobre de Nescafé y 2 cucharadas de azúcar
  • coco rallado

  • cacao en polvo
  • frutas para decorar ( opcional)


Elaboración


  1. Preparamos la crema pastelera: Si tienes thermomix, introduces todos los ingrediente a la vez y programas 6 minutos, 90º, velocidad 1 y 1/2.
Si no, aquí tienes mi receta.

 

Una vez hecha puedes mezclarle una cucharada de mantequilla para que no forme capita.

  2. Preparamos un chocolate espeso. Mezclamos leche y chocolate y llevamos al fuego hasta que quede bien espeso. Si quieres darle intensidad  mezclalé unas onzas de chocolate para postres fuera del fuego.

 
  3. Preparamos un café con leche: Calentamos la leche añadimos el café soluble y el azúcar, diluimos.

Montamos:


  1. Mojamos las galletas en la leche, las acomodamos en un molde redondo ( también puedes utilizar galletas cuadradas y hacer una tarta cuadrada o rectangular).

 

  2. Capa de chocolate.

 

  3. Capa de galletas y la mitad de la crema.

 

  4. Capa de galletas y chocolate ( puedes poner una ligera capa de coco cuando te apetezca).

 

  5. Otra capa de galletas y lo que nos queda de crema.

 

  6. La última capa de galletas y chocolate, si se nos ha enfriado el chocolate lo calentamos un poquito para que podamos manejarlo (pero no le añadimos líquido!!!!)

 

  7. Una buena capa de coco rallado.
  8. Dejamos enfriar de un día para otro. Decoramos. ( En esta ocasión la he cubierto de cacao en polvo y he puesto unas frutas).



                                                                 

                    Felicidades, Esther!!!!! 39 añitos el día 16 pero nosotros ya lo hemos celebrado hoy, sábado !!!!!!!!


sábado, 30 de diciembre de 2017

Ensalada Maribel



Ensalada Maribel



  El día 22, día de la lotería, le dieron el alta hospitalaria a mi hermana. No nos llevábamos muy buenas noticias pero ella iba contenta. Pasaríamos una buena Nochebuena en su casa y el día de Navidad en la mía. Pasadas las fiestas, ya empezaríamos la lucha.

Tenía que ser una Nochebuena especial. Su marido se encargaba del plato principal yo haría la ensalada. 
Cómo estaba un poco inapetente pensé que algo fresquito, con frutas, le apetecería y le vendría muy bien. Recordé la ensalada de frutas exóticas que disfrutamos hace unos años mientras  por los ventanales de La Estrella de San Nicolás veíamos La Alhambra iluminada.


Ingredientes



Compre todo tipo de frutas exóticas en el Mercado Central, la mayoría no recordaba si las había probado ( guayaba roja, fruta de la pasión, mango, piña baby, rambután, pitahaya amarilla, physalis, litchis ) también compré unos kiwis amarillos, persimón, arándanos, frambuesas, fresones, plátano, aguacate y naranja.
También una tarrina de sorbete de limón.


Elaboración

Cuando llegué para prepararlo todo mi hermana ya tenía los langostinos preparados. 
Se había cortado ella sola el pelito, se había maquillado y puesto su vestido favorito. Estaba feliz y guapísima. 
Mientra yo iba cortando las frutas de modo que quedaran listas para ser comidas pero con el cuidado de que conservaran la piel y cáscara que las embellece, ella iba desde el sofá dando ordenes a su marido para que todo estuviera perfecto, estaba exultante de alegría, Carlos por aquí, Carlos por allá, Carlos dame un besito, de vez en cuando venía a ofrecerme su ayuda y yo la mandaba a sentarse...
Preparé una fuente con los langostinos y otra con salmón para Carlitos.


Coloqué la fruta, las copas y alrededor el salmón y langostinos. Añadí unas escamitas de sal y un chorrito de aceite de oliva para que fuera una ensalada de entrante y no un postre. Rellené las copas con el sorbete.


Y enseguida a la mesa que los Carlos habían preparado. También se habían encargado de poner el árbol el día anterior para que todo estuviera perfecto, hasta había comprado algunas plantitas que decoraban la cocina. 
Justo haciendo pruebas para que saliera el flash sale todo en esta foto:


Fue una Nochebuena inolvidable. 

Al día siguiente también pudimos celebrar la Navidad en mi casa tal y cómo mi hermana me la había descrito: " En tu casa tan preciosa, con esa mesa que pones tan bonita y ese cocido que nos haces tan rico, la familia entera con la señora Carmen..." 


.................................................................................................................................................................


Mañana, día de Nochevieja, mi hermanita hubiera cumplido 49 añitos. 

Mi hermana se sentía muy orgullosa de mí, compartía todas mis recetas y me consultaba en la cocina, aunque ella era "tan buena" cocinera cómo yo...
Supongo que mi estado de ánimo me nubla y no puedo ver si lo que estoy haciendo está bien o no. Todo lo que hago y pienso está relacionado con ella. Me ha parecido que sería un bonito homenaje tener este recuerdo entre mis publicaciones y no podía dejarlo para después. 

Esta ensalada ya tiene nombre, el suyo. MARIBEL








martes, 26 de diciembre de 2017

Tarta de almendra y limón

 Tarta de almendra y limón


Este año he sustituido los mazapanes de Navidad por esta rica tarta de almendra con un toque de limón. Está muy rica y es muy vistosa. Además, se hace muy fácilmente y no hace falta que sea Navidad para tomar una rica tarta de almendra...

Ingredientes

  • 250 gr de almendra
  • 250 gr de azúcar
  • ralladura de 1 limón
  • 5 huevos
  • 50 gr de almendras laminadas
  • mantequilla para el molde
  • azúcar glas
  • algún fruto para decorar ( en este caso fisalis o physalis)


Elaboración


  1. Mezclamos la almendra con el azúcar y la ralladura de limón. Añadimos los huevos, de uno en uno. No echamos el siguiente hasta que el anterior no esté completamente integrado.

 

 

 

  2. Engrasamos con un poco de mantequilla un molde desmontable. Vertemos la mezcla y llevamos al horno que estará precalentado a 170ºC. 
Aprovechamos este calor para tostar ligeramente las almendras laminadas, con mucho cuidado porque enseguida se queman.

 

  3. Horneamos hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio ( en mi caso unos 25 minutos).


  4. Retiramos del horno, decoramos con las almendras y dejamos enfriar. Desmoldamos y acabamos de enfriar sobre rejilla. Para servir, espolvoreamos ligeramente con azúcar glas.  y decoramos con alguna fruta pequeña.



miércoles, 20 de diciembre de 2017

Panna cotta de chocolate con naranja


Panna cotta de chocolate con naranja


  Este postre, de Eva Arguiñano, no puede ser más fácil de hacer ni estar más rico. 

Eva aún se ha complicado menos que yo porque ella no ha "gelatinizado"  la naranja. Con esta palabreja, que no sé si existe, quiero decir que he añadido un poquito de Agar-agar al "zumo" para que cogiera consistencia.

Pero vamos a contarlo conforme lo elaboramos:



Ingredientes ( para 2)



  •  125 gr de leche
  • 125 gr de nata
  • unas gotas de vainilla ( mejor una vaina)
  • una hoja de gelatina
  • 75 gr de chocolate con leche


  •  1 y  1/2 naranjas 
  • 40 gr de azúcar

(Opcional)
  • una punta de cucharilla de Agar-agar
  • una cucharadita de agua


Elaboración


  1. Ponemos la hoja de gelatina a hidratar en agua fría durante 10 minutos (si la pones en caliente te desaparecerá).



  2. Mezclamos y calentamos la nata con la leche, añadimos la vainilla ( si fuera una vaina añadiríamos las semillitas raspadas). Cuando comience a hervir apagamos el fuego e incorporamos primero la gelatina hidratada y escurrida y luego el chocolate. Mezclamos muy bien, rellenamos dos copas y ponemos a enfriar.

 

 

   3. Una vez fría, se habrá cuajado. Entonces preparamos la naranja

  • Podemos simplemente preparar una reducción:
  Pelamos muy bien la naranja, sin que quede nada blanco que la haría amargar. Cortamos en trozos y mezclamos con el azúcar. Llevamos a ebullición. La naranja soltará su jugo. Dejamos reducir unos 10 minutos a fuego moderado para que no se quede sin líquido. Colamos dejamos entibiar y vertemos sobre la panna cotta.

 

 




  • O, podemos hacer con esta reducción una gelatina ( en ese caso reduciremos menos el jugo):
  Cogemos una puntita de agar-agar y la disolvemos con una cucharadita de agua fría. La mezclamos con la reducción caliente y la dejamos hervir 2 minutos. La dejamos templar, pero no enfriar, porque se solidificaría y la vertemos sobre la panna cotta.

 

 

 



Dejamos enfriar en la nevera y servimos decorado con menta y naranja.


                

                                                                   Que rico está!!!!!!!