viernes, 29 de agosto de 2014

Coca de Divendres en Oliva


Coca de Divendres en Oliva

  Mientras estoy de vacaciones han pasado por mi muro varias fotos desde el grupo Cuina valenciana de estas cocas de Oliva o de Divendres.
Oliva es un municipio de la Comunidad Valenciana que está situado en el sureste de la provincia de Valencia, en la comarca de la Safor, limitando con la provincia de Alicante.

Yo conozco poco Oliva, la verdad, alguna vez me había bañado en su playa. Una playa tranquila, de arena fina con agua cálida y limpita, a la que he vuelto precisamente para hacer esta entrada. Lo malo es que me fui sin cámara y os he traido estas fotos de movil que no le hacen justicia!!!!
                                     Playa de Oliva 25 de Agosto de 20014

 Lo que no conozco en absoluto es su gastronomía y por desgracia tampoco he sido capaz de encontrar información por la red.

Pero gracias a la receta que muy amablemente publicó directamente en este grupo una de sus miembros, Chelo Peiró Sanchis, residente en Oliva, podemos conocer estas cocas que por algún motivo se les llama de divendres, tal vez tenga algo que ver con los viernes de cuaresma ya que los ingredientes con que se rellenan son muy de esos días:  De acelgas,  de espinacas,  de cebolla con guisantes...En el centro les suelen poner medio huevo duro, algo de pescado como una sardina o una anchoa o un trozo de atún....y muchas llevan piñones.

También he visto alguna con cebolla, morcilla y manzana, estas no serían de cuaresma, claro, pero es que lo bueno de estas cocas, como de cualquier tipo de empanadas, pizzas....es que le podemos meter cualquier relleno que nos apetezca.

Lo que me llamó la atención de estas cocas de Oliva, que también las he visto como cocas de La Marina, refiriéndose a la comarca situada en la costa de la provincia de Alicante, fue su forma redondita, la mayoría de tamaño individual, aunque se pueden hacer el doble de grandes y muchísimo más pequeñas, casi de bocado, así las llamó Mercedes Forsat Ballester " coquetes de Mosset", mos quiere decir bocado, mosset, bocadito en valenciano, estas son muy apropiadas para aperitivos y fiestas.
Algo que también me encantó de estas cocas es que en lugar de aplanarlas, como la mayoría de cocas, empanadas o pizzas se dejan gorditas, sobre todo por el borde.

Os dejo la receta de Chelo, en valenciano, para conservarla en este blog como recuerdo:

COCA DE DIVENDRES EN OLIVA
MASSA: Mig kilo de farina 
Un got d aigua tèbia
Una pastilleta de 25g. de llevat
Un pesiguet de sal
Una cullerada d`oli verge extra
Eixiran 2 coques grans o 4 menudes.
Fem un volcà amb la farina, un pessic de sal, afegim en el buit el llevat i el got d'aigua tébia i barregem amb la farina fins que ens quede el punt de la massa convenient, es a dir, que no s'apegue als dits ni a la base del bol. Tapem i reservem en lloc càlid al menys 2 hores, fins que doble el seu volum.
MANERA DE FORMAR LES COQUES:
Fem una bola i amb les mans humides d'oli pressionem des del centre aplanant, eixamplant el diàmetre i deixant les vores des del principi.
PER ÚLTIM:
Procedim al farciment i untem les vores amb el mateix oli del preparat.
FORN: a 190 graus, opció aire. 
Mantenir uns 25 minuts.

Yo he seguido sus instrucciones, pero he hecho la mitad de la tasa:

Ingredientes

  • 250 gr de harina
  • 15 gr de levadura fresca o un sobre de levadura seca de panadería
  • unos 160-170 gr de agua tibia (a unos 40º)
  • una pizca de sal
  • una cucharada o algo más de aceite de oliva v. e.
Mi relleno:
  • tomate, berenjena y pimiento asado (tenía un bote que me regaló mi prima)
  • anchoas
  • piñones ( mejor si se remojan en agua para que no se quemen en el horno)

Elaboración

  1. Formamos un volcán con la harina y la mezclamos con el agua y la levadura. 
a. Si la levadura es fresca la podemos disolver en un poco de agua tibia ( que no queme que matamos la levadura!!!!!).
b. Si la levadura es de sobre la vertemos y mezclamos directamente con la harina y en el agujero del volcán vamos añadiendo poco a poco el agua.
 

  2. Es mejor ir mezclando poco a poco el agua para no pasarnos, tiene que quedar una masa húmeda pero no pegajosa. Entonces añadiremos el aceite y la sal. Seguimos mezclando, comenzamos a amasar y si hiciera falta seguimos añadiendo agua. 

 

 

  3. Amasamos un rato hasta que nos quede bien lisa y formamos una bola. Cubrimos y dejamos reposar unas dos horas, hasta que doble el volumen.
 

  4. Volvemos a amasar para sacar el aire, dividimos en dos y le damos forma con los dedos presionando de dentro hacia afuera. No debe quedar muy fina por el centro, pero por los bordes, ni tocarla, para darle esa forma característica.
 

  5. Rellenamos y le pincelamos con un poco de aceite el borde del circulo. Llevamos al horno, sobre una bandeja aceitada o un papel de hornear, que estará precalentado a 190º, con aire. Cocemos hasta que se dore, unos 25- 30 minutos.
 

  6. Al salir del horno podemos regar con un hilo de aceite para dar brillo.




jueves, 21 de agosto de 2014

Pastel inteligente


Pastel inteligente

Pastel inteligente o pastel mágico,  así se le conoce a esta mezcla entre bizcocho, flan y pudin que por lo que he leído se originó en Rumanía con el nombre de "prajitura desteapta" y lo hemos importado de tal modo que no hay blog de cocina que se precie que no lo tenga en su archivo. 

Yo me he estado resistiendo durante largo tiempo, pero al final me decidí a probarlo, haciendo tan solo una cuarta parte de la tasa normal. Tanto nos gustó que al día siguiente hice otro, del mismo tamaño, para llevarlo a casa de mi amiga Tonina como postre de la rica barbacoa que organizaron para celebrar las vacaciones, todo un éxito!( Como siempre que me junto con Tonina y su familia me lo pasé "pipa"!!! )

En cuanto tenga oportunidad haré la tasa entera, es muy fácil de hacer. Sólo hay que procurar que las claras estén batidas al máximo, para ello hay que hacer la prueba de poner el bol  boca abajo y que no caigan:

El éxito de este pastel y su" mágia" o "inteligencia" se basa en que con una simple mezcla el resultado es de tres texturas: Un bizcocho en la superfície tipo brazo de gitano, una crema en el centro y una especie de quesada o pudin en la base.


Para conseguirlo hay que realizar 3 pasos fundamentales:
  •  Batido de yemas y mezcla de todos los ingredientes excepto las claras
  •  Batido de claras y mezcla suave con el resto  
  •  Y horneado prolongado a baja temperatura

No hay más complicación!!! Además se puede hacer  manualmente, con la minipimer, con la thermomix o con la amasadora (con varillas).

Yo lo hice el primer día con la thermomix y me salió, aunque sufrí un poco porque al ponerle la cuarta parte de la tasa debía batir tan solo dos yemas y a la máquina casi le era imposible recogerlas y montarlas.

 

El segundo lo hice con la minipímer, las claras las acabé a mano para que quedaran más montadas. El resultado fue parecido en ambos casos.
Aquí dejo un video rumano, solo como curiosidad, de como se hace con la kitchen!

Es conveniente utilizar moldes no desmontables o forrar estos porque el resultado, antes de meterlo en el horno, es líquido, con un molde desmontable se saldría por las juntas!
Para la cuarta parte de la tasa, la que yo he hecho, el molde debe ser muy pequeño, el mío es de 13cm. x 18cm.  Como no daba la altura lo he forrado con papel de hornear, así cuando sube no se sale.

                      
Para la tasa entera el molde debe medir unos 20 x 30.


Vamos con la receta:

Ingredientes


Tasa entera..........................................................................Cuarta parte de la tasa
    • 8 yemas                                                                                                    2 yemas
    • 8 claras a punto de nieve                                                                           2 claras
    • 1litro de leche tibia                                                                                    250 ml
    • 250g de mantequilla derretida, a temperatura ambiente                        62´5 g
    • 260g de azúcar                                                                                          65 g
    • 225g de harina  (puede ser de repostería, de bizcochos..)                    55 g
    • la ralladura de un limón                                                                               ralladura de 1 limón
    • 2 cucharadas de esencia de vainilla                                                           15 gotas de aroma
    • una pizca de sal                                                                                          pizca
    • unas gotas de limón                                                                                    gotas

    Elaboración

      1 .Los huevos han de estar a temperatura ambiente. Lo primero que haremos será separar las claras de las yemas. Es fundamental que no caiga nada de yema en las claras para que estas monten bien!!!!!


      2. Batimos las yemas con una pizca de sal y el azúcar hasta que quede una mezcla cremosa y blanquecina.

     

      3. Añadimos la mantequilla que debe estar derretida pero a temperatura ambiente. Yo le pongo flora a todo por lo del colesterol y nunca hay problema porque incluso salida de la nevera está manejable. Pero si usas cualquier otra, que es dura, debes derretirla un poco y esperar a que enfríe si se ha calentado en exceso, no añadirla caliente.

      4. Mezclamos bien y  añadimos la leche, a temperatura ambiente, que habremos aromatizado con la ralladura de limón y las gotas de vainilla.
     

      5. Mezclamos y añadimos la harina tamizada con una pizca de sal. ( Tengo que decir que en algunas recetas primero se pone la harina, se mezcla muy bien y después se añade poco a poco la leche sin parar de remover, a la próxima probaré, aunque yo no he tenido ningún problema haciéndolo de este modo que os indico, siguiendo los pasos 4 y 5).
     

      6. Ahora es el momento de batir las claras con una pizca de sal y unas gotas de limón y dejarlas a punto de nieve, ya sabes, vuelcas y no caen!!!! Si lo haces antes, se bajarán!!!!!! Una vez bien batidas las añades poco a poco a la mezcla y mueves con suavidad para que las claras se impregnen de la crema pero no esperéis que se mezcle del todo, tened en cuenta que la mezcla es muy líquida es imposible que mezclen, siempre salen a flote las claras, es por eso que luego en el horno se distinguen las capas, ahí está la magia!!!!!!
     

      7. Vertemos en el molde que tendremos forrado o engrasado y espolvoreado de harina. Y llevamos al horno que tendremos precalentado a 180º. Introducimos y dejamos 10 minutos con aire.
      8.  A continuación bajamos a 160º y en cuanto se dore un poco por la superfície ponemos calor solo por abajo.  Si viéramos que se está dorando por las paredes bajamos a 150º. En unos 40 minutos estará. Si es de mayor tamaño puede que cueste 10 minutos más. Lo sabremos pinchando con una brocheta en el centro. Debe salir limpia y seca. Apagamos entonces el horno pero no sacamos el pastel, lo dejamos reposar un poco para que no se baje por el cambio brusco de temperatura.



      9. Dejamos enfriar y acabar de cuajar unas cuantas horas antes de cortar y servir. Está riquísimo bien fresquito de la nevera! Para impresionar a nuestros invitados debemos sacarlo a la mesa cortado sin la corteza de alrededor paira que se vean bien las capas de diferentes texturas!


    Ah!!!! No hay que olvidarse de espolvorear la superficie con azúcar glas!!!!!!!!

    martes, 12 de agosto de 2014

    Helado de chococlate negro con trocitos de chocolate blanco


    Helado de chocolate negro con trocitos de chocolate blanco

      No me decidía a estrenar la heladera pero ahora que le he "cogido el tranquillo"  no la dejo descansar. Estoy llenando mi congelador de helados de diferentes sabores y como no, le ha llegado el turno al de chocolate, el preferido de mi marido!!!!!

    Aprovecho esta receta para despedirme una temporadita del blog y la página, cojo vacaciones!!!!!!! He aprovechado estos últimos días en la red, donde se nota el periodo vacacional, hay poquísima gente, para poner una nota de Arte. He estado ilustrando mi página con obras de pintores contemporáneos que se dedican a pintar temas de comida o relacionados con ella. Es posible que no abandone del todo esta actividad en el futuro. Me interesa mucho el arte y me parece divertido, aunque siento que solo una minoría me sigue!

    Napkin, Fred Calleri


    Hay muchas recetas de helados y muchas también de helado de chocolate, yo misma, antes de hacerla con máquina, tenía una receta que nos encantaba con brandy y pasas.
    En esta ocasión he cogido una receta de un señor encantador que hace unos videos estupendos, mostrando de principio a fin la elaboración de algunos helados, con y sin heladera. Se llama el forner D´Alella.

    He seguido sus consejos y me ha salido un helado cremoso estupendo, yo le he aportado "mi granito de arena" añadiéndole unos trocitos de chocolate blanco, que me chifla!!!

    Si algo puedo añadir es un consejito y es que ya que nos ponemos a hacer helado, vamos a hacerlo de calidad!
    Porque no es un trabajo pesado, pero se lleva sus horas: 24 horas desde que pones la cubeta en el congelador, el rato que tardas en hacerlo, el rato que tienes que esperar a que se enfríe antes de mezclar con la nata, las 4 horas de reposo antes de meterlo en la heladera, los 40 minutos de la heladera y las horitas para que se congele !!!!!!

    Después de todo esto, le hemos puesto un chocolate mediocre. ¿Qué crees que va a salir?
    Pues, sí, un helado mediocre!!!!!
    Es importante que utilicemos tanto el chocolate como el resto de ingredientes de buena calidad!!!!!

    Ingredientes


    •  300 gr de leche
    • 200 gr de chocolate negro 70%
    • 10 gotas de vainilla líquida
    • 35 gr de cacao puro en polvo
    • 100 gr de azúcar glas
    • una pizca de sal
    • 3 huevos
    • 500 gr de nata para montar
    • 25 gr de azúcar invertido

    • 65 gr de chocolate blanco

    Elaboración

      1. Mezclamos en un recipiente la leche, el chocolate negro, el cacao, el azúcar glas, la vainilla y la pizca de sal. Llevamos al fuego hasta que empiece a hervir y nos quede todo bien ligado. 
     

      2. Apagamos el fuego y dejamos enfriar unos minutos, 3-5 minutos. Aquí el forner d´Alella lo deja enfriar totalmente para añadir los huevos pero yo prefiero esperar a que enfríe lo suficiente para no hacer un revuelto, pero quedando por encima de 75º para evitar problemas de salmonella. Lo mejor sería utilizar un termómetro.
     

      3. Añadimos los huevos y rápidamente mezclamos con las varillas para que no nos quede ningún tropezón de huevo cuajado. Dejamos enfriar totalmente.
     

      4. Montamos la nata, debe estar bien fría!!!! Yo la meto 5 minutos en el congelador antes de empezar y el vaso en la nevera. Cuando esté casi montada le añadimos el azúcar invertido y acabamos de montar sin que se nos pase.
     

      5. Una vez frío el chocolate, mezclamos con la nata. Para ello colocamos en un bol grande la nata y vamos añadiendo poco a poco el chocolate, mezclamos con unas varillas con movimientos envolventes y mimo. Añadimos un poco más hasta terminar con la mezcla. Lo dejamos todo bien integrado, entonces tapamos con un film y dejamos reposar 4 horas en la nevera.
     

     

     

      6. Transcurrido este tiempo, nos habrá quedado como una mousse, sacamos nuestra cubeta del congelador que la habremos tenido 24 horas.
    Enchufamos la heladera y cuando esté dando vueltas introducimos la mezcla por el vocal. La tenemos mantecando 40 minutos, en el último minuto introducimos el chocolate blanco troceado.

     

      7. Como hay mucha cantidad no saldrá del todo congelado. Habrá que meterlo unas horas en el congelador antes de degustarlo.







                                                                   Está riquísimo!!!!!!!