miércoles, 11 de abril de 2018

Alcachofas crujientes



Alcachofas crujientes


  Hace unos días, estuvimos celebrando el 91 cumpleaños de mi suegra. Como buenos valencianos, solemos tomar paella, no siempre valenciana. En esta ocasión tomamos un arroz del señoret y un arroz meloso de pato, como plato principal. Pero antes del arroz nos tomamos unos ricos aperitivos, entre ellos unas alcachofas rebozadas con un toque de miel que me encantaron.

He mirado muchas formas de rebozar las alcachofas: algunos las cortan finitas y las rebozan directamente, sin cocer, yo he preferido cocerlas previamente porque así creo que nos las pusieron en el restaurante, las he cocido al vapor para que no cogieran mucha agua. En cuanto al rebozado, entre los de harina y huevo de siempre, los de sólo harina o harina y agua...he elegido el que le suelo hacer a las berenjenas que me queda muy rico y muy crujiente, con harina y cerveza. Hoy me ha quedado particularmente crujiente porque he probado con harina de freír, que es una mezcla de sémolas y harina.

El resultado: unas alcachofas crujientes, crujientes por fuera y blanditas y jugosas por dentro.
Las puedes servir con un chorrito de miel, con alguna salsa tipo mayonesa, tomate, ... o simplemente con unas gotitas de limón.


Ingredientes

  • 6 alcachofas medianas

  • 100 gr de harina para fritos ( puede ser harina normal)
  • unos 130 gr de cerveza
  • una pizca de sal
  • un chorrito de aceite de oliva

  • abundante aceite de oliva para freír
  • limón para evitar la oxidación

  • un chorrito de miel de naranjo ( o de la que te guste)


Elaboración


  1. Hacemos el rebozado: Mezclamos la harina y la sal con el chorrito de aceite, vamos añadiendo la cerveza, poco a poco hasta que tengamos una consistencia de papilla bastante espesita que cubra bien la alcachofa ( siempre se le puede añadir algo más de cerveza si fuera necesario). Dejamos reposar en la nevera.




2. Ponemos 2-3 dedos de agua a hervir. Yo le he añadido una hoja de laurel, unos granos de pimienta, el tallo de una cebolleta, una rama de apio y perejil, siempre le dará más sabor. Después incorporaré el trozo de limón con el que voy a restregar las alcachofas para que no se oxiden



  3. Limpiamos las alcachofas, dejando lo más blandito y vamos restregando con limón.
Las cortamos en cuartos y las depositamos en el cestillo del vapor. Las colocamos sobre la cazuela del agua que ya estará hirviendo.




  4. Cocemos, al vapor, cubiertas con una tapa, unos 20 minutos para que queden blanditas pero que no se deshagan.


  5. Dejamos que enfríen un poco antes de comenzar a rebozar. Vamos sumergiéndolas en la masilla e incorporándolas al aceite bien caliente. Dejamos hasta que se doren por toda la superficie.
Sacamos del aceite y las vamos dejando sobre un papel absorbente.












  6. Servimos bien calentitas con un chorrito de miel.




                                                                                             Ricas!!!!!!!!!!


3 comentarios:

  1. Hola guapísima !!!
    Pintaza de la buena tiene esta receta Lola, te quedó perfecto ese rebozado.
    Ah, felicidades a la cumpleañera, qué bueno que lleguen a esa edad y estén bien para disfrutarlo.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  2. que pintas tienen, esta noche cena segura

    ResponderEliminar
  3. Las haré porque la parienta flipa con las alcachofas.

    ResponderEliminar