lunes, 31 de octubre de 2016

Puches (gachas dulces)


Puches ( gachas dulces)


  Qué bonita palabra, "puches". Me recuerda a algo infantil, no sé por qué. 

Mi amiga Mercedes, siempre que nombra este postre, se relame y pone carita de nostalgia, imagino que le recuerda a su madre, a su abuela y a esos 7 hermanos con los que se ha criado. La familia Pinar es de Cuenca, concretamente del Castillo de Garcimuñoz. 

Las puches o gachas dulces son, como los Pinar, típicos de la cocina castellanomanchega. Se tomaban en el desayuno, según he leído. Ahora es más propio tomarlo como postre, en especial el 31 de octubre en la cena del día de Todos los Santos. También dicen que era costumbre hacerlas para que cuando llegasen los difuntos a la casa familiar pudieran servirse (Mi madre, que era andaluza, dejaba siempre las camas limpitas para que se acostasen un rato).

La receta consiste en una harina tostada que se liga con leche azucarada y se aromatiza con canela. Aunque no todos tuestan la harina, hay quien la disuelve directamente en la leche, es importante tostarla sin quemarla para que el postre no sepa a harina cruda. También se puede aromatizar con cáscara de limón, o de naranja así como con anís estrellado.


Así las he hecho yo:


Ingredientes ( 2-3 raciones)


  • Un tazón de dados de pan ( mejor si no es del día)
  • 25 gr de harina
  • medio litro de leche
  • 70 gr de azúcar moreno ( puede ser blanca)
  • 2 cucharadas del aceite de freír el pan
  • una cucharadita de anís en grano
  • corteza de limón y de naranja, sólo la parte coloreada
  • canela molida

Elaboración


  1. Freímos el pan en abundante aceite caliente ( yo le he puesto aceite de girasol). Lo sacamos y lo ponemos sobre papel absorbente. Colamos el aceite.

 

  2. Por otro lado ponemos la harina a tostar, poco a poco hasta que veamos que está tomando un poco de colorcito ( en la foto apenas se nota).

 

  3. Ponemos 2-3 cucharadas soperas del aceite en el que hemos frito el pan y calentamos un poquito el anís y las cáscaras de los cítricos.


  4. Volcamos la harina en esta sartén, fuera del fuego, y removemos. Empezamos enseguida a añadir leche, poco a poco y sin parar de remover ( como si fuera una bechamel).

 

  5. Añadimos el azúcar y seguimos removiendo y añadiendo leche. En total, debe cocer unos 20 minutos.

 

  6. La textura será clarita pero al enfriarse se espesará.

 

 

  7. Lo volcamos a las cazuelitas antes de que comience a enfriarse para que se acomode bien. en cuanto se enfríe un pco le ponemos un film en contacto para que no haga costra y lo metemos en la nevera.





Se sirven con los costrones de pan frito y la canela por encima.






                                                                         mmmmmm.....qué ricas!!!!!!!!


Si quieres más recetas tradicionales de Todos los Santos aquí tienes unas cuantas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada