jueves, 9 de octubre de 2014

Caracoles en salsa especiada de jamón


Caracoles en salsa especiada de jamón

¡Caracoles!!!!!!!
Tan ricos para algunos y tan ...para los que no van a entrar a ver esta entrada!!!!!

Vamos a limpiarlos!!!!

  A no ser que seamos aficionados a buscar caracoles por el campo, yo lo he hecho alguna vez con mi familia, particularmente después de un día de lluvia cuando esta escampa y luce el sol, normalmente los caracoles que compramos son de criadero y ya vienen purgados. De esta técnica no os puedo hablar!

Si, como yo, habéis comprado los caracoles en puestos fijos y seguros de mercado, o en alguna otra superficie de confianza, no vale que te encuentres a un vendedor ocasional por más que te diga que ya están purgados, entonces, solo entonces, nos evitamos este paso que consiste en hacer que el caracol elimine de sus intestinos cualquier posible alimento del que los caracoles tanto gustan y que sin embargo para el hombre resulta tóxico.

  1. Partiendo del caracol purgado lo primero que haremos será lavarlos bajo el chorro del grifo, cambiándoles el agua una y otra vez, hasta que nos cansemos, y una vez cansados sigamos limpiándolos hasta que por fin queden impolutos. Una vez limpios podemos añadir un chorrito de vinagre al agua y seguir limpiando un poco más ( como ves yo no uso sal para hacerlos babear, así lo he aprendido de todas las caracoleras que me lo han enseñado).
  2. Damos el último enjuague y los pasamos a un recipiente que se pueda cerrar para que no se escapen. Les ponemos agua fría hasta cubrirlos del todo, dejando una cámara de aire entre los caracoles y la tapa. Los llevamos al fuego mínimo, mínimo. Cuando sientan el calor comenzarán a salir. Debemos mantenerlos siempre en contacto con el agua y mantener la olla tapada.

  3. Cuando tengan todos la molla fuera, esto llevará un rato, subimos el fuego al máximo,en este momento podemos añadir alguna hierba como romero si son para paella, o hierbabuena si son para salsa, dejamos cocer unos minutos, no mucho 5-10 minutos, teniendo en cuenta que luego cocerán en la salsa al cocinarlos.
 

 
   4. Los escurrimos y los preparamos o los podemos dejar enfriar totalmente y congelar, así tendremos caracoles para todo el año!

Vamos a cocinarlos!!!!

  Le he llamada a la salsa  "especiada de jamón" porque lleva jamón como ingrediente principal y porque le he añadido una mezcla de especias que venden especialmente para caracoles.
   La mezcla se compone de cominos, cilantro, pimienta negra y cayena.

  Ingredientes


  • 500 gr de caracoles
  • 1-2 ajos
  • 1 cebolla ( también podemos añadir un trocito de puerro, un pimiento verde...)
  • 100 gr de jamón picado
  • 1 cucharada de especias (cominos, cilantro, pimienta en grano negra, 2 cayenas) ( si te gusta más picante solo tienes que poner más cayena)
  • una cucharadita de pimentón
  • un buen chorro de jerez, vino blanco o brandy
  • 300 gr de tomate rallado o triturado
  • un vaso de caldo
  • sal
  • aceite de oliva


Elaboración

  1. Ponemos un chorro de aceite en un recipiente y lo calentamos, añadimos los ajos picados y dejamos hasta que empiecen a chisporrotear. Añadimos entonces la cebolla picada y dejamos pochar a fuego lento hasta que adquiera color rubio.
 

  2. Añadimos el jamón y las especias y rehogamos un poco para que todos los ingredientes potencien su sabor con el fuego.
   3. (Preparamos el jerez, lo tendremos a mano para que no le de tiempo a quemarse al pimentón). Añadimos la cucharadita de pimentón le damos una vuelta rápida y enseguida vertemos el jerez.

  4. Dejamos que se evapore el alcohol y a continuación añadimos el tomate. Dejamos que cueza y reduzca unos 15 minutos a fuego moderado.
 

 

  5. Añadimos por fin los caracoles. Mezclamos y vertemos el caldo.
 

  6. Dejamos cocer unos 20 minutos, si es necesario, para que no queden secos añadimos un poco más de caldo caliente.


                                                         Menudo festín!!!!!!!





1 comentario:

  1. eres una artista lola, me encanta como te curras el paso a paso. Te cuento, aun recuerdo a mi suegra limpiando los caracoles, la salian que era algo increible, llorabamos de placer cada vez que los hacia, QUE BUENOOOOOOOOS, se tiraba dias con ellos en harina para que limpiaran las tripas, los lavaba y a la harina, asi unas cuantas veces, aaaaay que recuerdos. y la salsita que hacia!!! uffff, de tres barras de pan, jajajajajajajajajaa. un Beso Lola

    Masito

    ResponderEliminar