sábado, 30 de diciembre de 2017

Ensalada Maribel



Ensalada Maribel



  El día 22, día de la lotería, le dieron el alta hospitalaria a mi hermana. No nos llevábamos muy buenas noticias pero ella iba contenta. Pasaríamos una buena Nochebuena en su casa y el día de Navidad en la mía. Pasadas las fiestas, ya empezaríamos la lucha.

Tenía que ser una Nochebuena especial. Su marido se encargaba del plato principal yo haría la ensalada. 
Cómo estaba un poco inapetente pensé que algo fresquito, con frutas, le apetecería y le vendría muy bien. Recordé la ensalada de frutas exóticas que disfrutamos hace unos años mientras  por los ventanales de La Estrella de San Nicolás veíamos La Alhambra iluminada.


Ingredientes



Compre todo tipo de frutas exóticas en el Mercado Central, la mayoría no recordaba si las había probado ( guayaba roja, fruta de la pasión, mango, piña baby, rambután, pitahaya amarilla, physalis, litchis ) también compré unos kiwis amarillos, persimón, arándanos, frambuesas, fresones, plátano, aguacate y naranja.
También una tarrina de sorbete de limón.


Elaboración

Cuando llegué para prepararlo todo mi hermana ya tenía los langostinos preparados. 
Se había cortado ella sola el pelito, se había maquillado y puesto su vestido favorito. Estaba feliz y guapísima. 
Mientra yo iba cortando las frutas de modo que quedaran listas para ser comidas pero con el cuidado de que conservaran la piel y cáscara que las embellece, ella iba desde el sofá dando ordenes a su marido para que todo estuviera perfecto, estaba exultante de alegría, Carlos por aquí, Carlos por allá, Carlos dame un besito, de vez en cuando venía a ofrecerme su ayuda y yo la mandaba a sentarse...
Preparé una fuente con los langostinos y otra con salmón para Carlitos.


Coloqué la fruta, las copas y alrededor el salmón y langostinos. Añadí unas escamitas de sal y un chorrito de aceite de oliva para que fuera una ensalada de entrante y no un postre. Rellené las copas con el sorbete.


Y enseguida a la mesa que los Carlos habían preparado. También se habían encargado de poner el árbol el día anterior para que todo estuviera perfecto, hasta había comprado algunas plantitas que decoraban la cocina. 
Justo haciendo pruebas para que saliera el flash sale todo en esta foto:


Fue una Nochebuena inolvidable. 

Al día siguiente también pudimos celebrar la Navidad en mi casa tal y cómo mi hermana me la había descrito: " En tu casa tan preciosa, con esa mesa que pones tan bonita y ese cocido que nos haces tan rico, la familia entera con la señora Carmen..." 


.................................................................................................................................................................


Mañana, día de Nochevieja, mi hermanita hubiera cumplido 49 añitos. 

Mi hermana se sentía muy orgullosa de mí, compartía todas mis recetas y me consultaba en la cocina, aunque ella era "tan buena" cocinera cómo yo...
Supongo que mi estado de ánimo me nubla y no puedo ver si lo que estoy haciendo está bien o no. Todo lo que hago y pienso está relacionado con ella. Me ha parecido que sería un bonito homenaje tener este recuerdo entre mis publicaciones y no podía dejarlo para después. 

Esta ensalada ya tiene nombre, el suyo. MARIBEL








6 comentarios:

  1. Ohhh qué historia tan bonita y triste a la vez.Mucho ánimo y un besín.

    ResponderEliminar
  2. Uff,Lola que bonito haz lo que te salga del corazón,estos golpes tan duros no debían de existir,te aseguro que haré esta ensalada en homenaje a tu hermana.un beso y cuídate.

    ResponderEliminar
  3. Me he emocionado leyéndote, que bonito. Tu hermana estará muy orgullosa de ti.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Un precioso homenaje a una persona tan importante para ti.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ayyy Lola, que me has dejado con un escalofrío por la espalda mientras te leía ¿que se puede decir en estos casos?
    Lo siento mucho, por ella que se fue tan joven y por vosotros que sufrís su ausencia.
    Compartiríais muchas cosas, y la preciosa sonrisa también.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar