miércoles, 30 de septiembre de 2015

Pimientos rellenos de tortilla


Pimientos rellenos de tortilla

  Ayer le compré a mi vecina estos pimientitos sin saber en qué los iba a utilizar. Son pequeñitos, como la palma de mi pequeña mano:



Recordé esta vieja receta que me enseñó mi amiga Mª Paz en su gimnasio, hace muchos, muchos años.

Son unos pimientos rellenos de la mezcla de tortilla de patata a la que le puedes añadir cualquier cosa, en este caso un par de güeñas que me trajo mi amiga Julita de su pueblo.

Para hacer esta receta puedes utilizar el típico pimiento italiano para freír, da igual el tamaño. Luego los puedes servir cortaditos. Yo he aprovechado que eran pequeñitos para servirlos enteros. 

Calcular exactamente los huevos y patatas que se necesitan es algo complicado. Mejor que sobre relleno con lo que puedes hacer una pequeña tortilla.


Ingredientes

  • 6 pimientos pequeños
  • 3 patatas medianas
  • media cebolleta
  • 2 güeñas
  • 3 huevos
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva abundante


Elaboración


  1. Cortamos la cebolla y la patata muy pequeñita, de lo contrario nos costará introducirlas en los pimientos.

 

  2. Freímos en aceite que las cubra, a fuego moderado, hasta que estén pochadas y con un poco de color.

 

  3. Aparte freímos el chorizo o güeña, para que suelte la grasa. Yo lo he puesto un minuto al microondas. Escurrimos y picamos. 

 

  4. Escurrimos el aceite de las patatas, las salamos y  mezclamos con la carne de güeña. 


 5. Batimos los huevos, salpimentamos y mezclamos con el relleno.

 

  6. Dejamos que se empapen las patatas de huevo mientras preparamos los pimientos. Les quitamos con una puntilla el pedúnculo de los pimientos, los vaciamos de pepitas y rellenamos. Los vamos depositando en un recipiente donde se puedan sujetar sin caerse. 

 

 

   7. Ponemos un poco de aceite del de freír las patatas en la sartén, calentamos y sellamos la parte abierta de cada pimiento unos segundos. Después los vamos dejando horizontales, los tapamos un poco para que se cocinen por dentro y les vamos dando vueltas para que se hagan por todos sus lados. Hay que hacerlos a fuego moderado para que no se queme la piel.

 

Si sobra mezcla podemos hacer una tortilla.




Servimos con unas rodajas de tomate






2 comentarios:

  1. Que rica forma de comer dos de mis alimentos favoritos.

    ResponderEliminar
  2. En casa desaparecen en un plisss... nos encantan y mucho.. bsss

    ResponderEliminar