lunes, 25 de marzo de 2013

Potaje de Semana Santa


Potaje de Semana Santa

 
El potaje de vigilia es un potaje que tradicionalmente se ha servido los viernes de cuaresma en España. Debido a la prohibición religiosa de comer carne en este período, este plato contiene como aporte proteínico bacalao en salazón, generalmente cocinados en pote. Es posible encontrarlo en la cocina española con el nombre largo de: "Potaje de Bacalao con Garbanzos y Espinacas", aludiendo a los ingredientes protagonistas. Se considera uno de los platos más encontrados en la gastronomía de Semana Santa.

 Ingredientes

Uno de los principales ingredientes de este potaje es el bacalao que proviene de un salazón y por esto debe prepararse en remojo un día antes. El potaje suele estar elaborado con garbanzos alguna judía blanca, todo ello cocido (preferiblemente en un pote de hierro), unos manojo de espinacas y cebolla, ajos, aceite, pimentón y huevo duro.
La preparación es muy simple: se ponen los garbanzos en agua caliente hasta que lleguen a su media cocción, tras esto se añade el bacalao, la espinaca y se espera a que esté preparado, se añade también un sofrito y alguna hoja de laurel. Se deja reposar una media hora y se sirve caliente. El truco de la preparación está sólo en saber el momento en el que se vierte el pescado y la espinaca sobre los garbanzos hirviendo.

                                                                                                                       Wikipedia

  El potaje que hago en Semana Santa, es casi el que se describe en las lineas y muy parecido al que hago cualquier otro día pero con alguna diferencia.
Particularmente porque, como a mí no me gusta el bacalao, en lugar de ponerle trozos de bacalao, prefiero hacer unas albóndigas de bacalao. Aquí tenéis la receta.

Este potaje está mejor de un día para otro, coge mejor todos los sabores. Así lo hago yo:


Ingredientes

  • 250 gr de garbanzos remojados 12 horas en agua caliente
  • 150 gr de espinacas (yo se las he puesto congeladas)
  • una cebolla
  • un tomate maduro
  • 2 ajos
  • 2 zanahorias
  • un huevo duro
  • laurel
  • cominos
  • un chorro de aceite de oliva V. E
  • sal
  • masa de albóndigas de bacalao
  • agua 
Para el sofrito:
  • un chorrito de aceite de oliva
  • 1 ajo
  • media cebollita
  • 1 tomate maduro
  • sal
  • perejil
  • pimienta

Elaboración

  1. Ponemos en la olla rápida todas las hortalizas ( cebolla, ajos, tomate y zanahorias) , el laurel, el comino, un chorrito de aceite y el agua y lo llevamos casi a ebullición para añadirle los garbanzos enjuagados antes en agua calentita. Echamos la sal y cerramos la olla. Una vez empiece a cocer contamos 35-40 minutos ( en Valencia, por el agua tardan más que en lugares con aguas blandas).

 

   2. Mientras cuece podemos freír las albóndigas. Para ello nos mojamos las manos con limón, formamos unas bolitas, las pasamos por huevo o por clara muy batida y las freímos en abundante aceite muy caliente. Las doramos y las escurrimos sobre papel absorbente.

 

 


 3. Abrimos la olla en cuanto podamos y sacamos las hortalizas con un poco de caldo y las trituramos. Colamos con un chino.

 

  4. Confeccionamos un sofrito con los ingredientes mencionados: Ponemos el ajo con el chorrito de aceite, cuando comience a chisporrotear añadimos la cebolla picada. cuando comience a tomar color añadimos el tomate. Dejamos cocer hasta que desaparezca el agua.
añadimos sal, pimienta y perejil. damos una vueltecita y mojamos con un poco de caldo.

 

 

 

  5. En un recipiente, mezclamos las espinacas, cocidas unos minutos en un poco de caldo, con las hortalizas trituradas y coladas, el sofrito y los garbanzos.


 

6. Añadimos caldo suficiente para cubrir los garbanzos. Le damos un hervor.


Podemos ponerle un poco de azafrán, colorante o curcuma que es mucho más natural que el colorante.

                           
Si es necesario seguiremos añadiendo el caldo, poco a poco, para que no nos quede muy líquido.

 6. En el último minuto le añadimos las albóndigas y cuando lo tengamos, ya fuera del fuego ,el huevo duro picado, en rodajas o cuartos.

 

Si lo dejamos tal cual y nos lo comemos al día siguiente estará mucho mejor!!!!!



Me gusta con un chorrito de vinagre ¿Y a ti?




















                                 

                                                          Y de postre torrijas, arroz con leche y panecillos!!!!!!!!!!!!!




8 comentarios:

  1. Madre mia Lola, con lo que yo soy de cuchara, a parte de la pasta, claro como buen italiano, tiene una pinta estupenda, vamos que aunque es temprano para comer, tu ponmelo delante y ya veras!!!
    un beso.

    ResponderEliminar
  2. pero que rico!! si es que dá igual la época del año que yo lo como todo sin protestar! feliz semana!

    ResponderEliminar
  3. HOla!!!
    Lola, a parte de ser lo mas típico en semana santa, este es un plato muy completo, sabroso y además como parece que el calor no nos va acompañar pues nos vendrá bien para prevenirnos del frío de las procesiones.
    Besinos

    ResponderEliminar
  4. Que cosa mas rica los potajes sobre todo con esas pelototas de bacalao divino un saludo

    ResponderEliminar
  5. me encanta me recuerda al que hace mi mami me acaba de entrar hambre jejjeje bsss

    ResponderEliminar
  6. Mándame un taperwuare que este año por unas cosas o por otras no lo he hecho y eso,de postre no pueden faltar las torrijas¡¡¡¡que hartazo a comer¡¡¡ jajajaja.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Que pinta mas rica Lola!!
    Me encanta el plato, tiene una pinta deliciosa.
    Un besito :)

    ResponderEliminar